el blog para ticye…. si la constancia lo permite

Tras solicitar a la tutora una tarea diferente, estuve explorando algunas publicaciones de colegas en sus blogs y pude redimensionar la magnitud de la consigna, que intentaré desarrollar.

En el campus, se nos ofrece un temario para orientar la reflexión. Sintiéndome desahuciadix y sin tiempo suficiente (en algun blog de unx colega leí que en la evaluación se valora que las entregas se hagan “en tiempo y forma”, cuestión que a mí me resulta terriblemente angustiante y sobre la que tal vez me exprese más abajo).

En la cátedra en que me desempeño, se evalúa a lxs estudiantes mediante dos exámenes parciales, un parcial complementario y un examen final. La modalidad es la característica del CBC, que asumo conocida)

Aunque tengo una postura crítica respecto a cómo califico los exámenes -de eso y sólo eso se tratan nuestras evaluaciones, al menos en mi práctica profesional particular- no me siento suficientemente incentivadix para revisarlas a fondo…

La cátedra impone una buena cantidad de ejercicios de opción múltiple (4 o 6 en los parciales, el 100% del examen final) en los que únicamente se pondera “que esté marcada la respuesta correcta”, a todo o nada.

Para calificar los pocos ejercicios “de desarrollo” oficialmente solamente disponemos del “bien = 1” o el “mal = 0”, pero muchis docentes usamos el “regular” o los enigmáticos “+” y “-” (de puntuación arbitraria y movible).

Al examinar los parciales para evaluarlos y calificarlos, actúo como herederix de la tradición que disfruté en mi carrera de grado, reproduciendo la presuposición nunca explicitada, pero siempre aceptada, de “verdad única de las ciencias físicas” y una especie de acuerdo mudo respecto a que “todos los caminos (válidos) conducen a Roma”. Una actitud ciertamente eficaz y cómoda y que en gran medida refleja los habitus de la formación científica en las universidades (esto es una opinión personal y con bastante esfuerzo podría fundamentarla más seriamente).

De todas maneras, por las costumbres de evaluación sólidamente establecidas (y decisiones políticas de gran relevancia que suelen quedar ocultas al cuerpo de docentes auxiliares), tampoco resulta sencillo extraer todo el jugo de la lectura atenta de la resolución de un ejercicio de física cuando la persona que la produce es habitualmente un sujeto anónimo -y aunque no lo fuera, la (dudosa) ética invisible del cientificismo que cargamos encima, nos obliga a actuar como si no conociéramos los procesos cognitivos y mentales de la/el estudiante.

Sintiéndome y sintiempo

Abro una sección a parte para lo que bien podría ser una nota al pie. Pero hasta donde yo conozco la herramienta, el blog no permite el formato “nota al pie”. Y aunque lo admitiera, esto tampoco quiere ser una estricta nota al pie -típica de un texto lineal- sino más bien un comentario adjunto, desplegable o “pop up”.

Resuelvo esta tarea a los apurones, disconforme desde antes de comenzar, segurix de no poder cumplir con mis expectativas sobre la tarea y la evaluación de mi desempeño que se hará a partir de la misma.

Anuncios

Comentarios en: "Sácate la venda y mira, ¡cuánta mentira! – mis prácticas de evaluacion" (4)

  1. Tamara dijo:

    Qué interesante lo que contás. Inevitablemente, me pregunto mientras lo leo: ¿Cuáles son los criterios en función vos o tus colegas asignan los “enigmáticos “+” y “-” (de puntuación arbitraria y movible)”? ¿Hay desde los usos y costumbres algún criterio compartido? Frente a las consultas de los alumnos, ¿hay alguna “voz oficial” acerca de lo que se les informa al respecto? Cariños!

    • gracias por tu comentario Tamara. Trataré de responder prudentemente porque yo sí creo que todo lo que escribo puede ser alguna vez usado en mi contra!, tema que me apasiona (los códigos éticos de omisión en la era de la comunicaicón digital, no mi paranoia). Yendo a tu pregunta, la calificación con “+” y “-” es de esos aprendizajes y usos que aparecen en la propia vida universitaria. Nunca nadie te explica bien qué son ni cuánto valen, y unx después empieza a usarlos de la misma forma, reproduciendo eso de “enseñamos replicando la manera en que nos enseñaron” y sin pensar mucho que pasaron 10, 20 o 30 años y que el mundo, los valores y las formas de relacionarnos cambiaron.

      Entonces, como “comunidad exáctida” creo que sentimos que sí hay códigos compartidos, pero nunca del todo explicitados. Por supuesto, existen grupos y cátedras que trabajan cooperativa y sistemáticamente sobre sus evaluaciones, pero no es mi experiencia. O mejor dicho, yo no he registrado esa reflexión que tal vez esté ocurriendo delante de mis narices.

      Y SE me ocurren muchas cosas más para decir… pero… temo.

      por supuesto, todas estas son impresiones personales que reflejan mi trayectoria profesional particular como única fuente de legitimidad.

      Un abrazo y gracias de nuevo. Si nadie replica, la participación no tiene sentido.

  2. Hola!
    Estuve revisando varios blog de compas y llegué al tuyo. Empecé por el final (la nota sobre ciencias duras y blandas) y luego esta, sobre la evaluación. Me parece que en ambas se habla desde la mirada de las llamadas ‘ciencias duras’. En mi caso (docente de nivel medio y superior de una orientación ubicada como ‘blanda’, con todos los prejuicios que eso trae), es impensable pensar en evaluaciones de multiple choice. Planteo distintos tipos de actividades, más allá de los dos parciales obligatorios y el final en el caso del nivel superior, y es un compromiso que implica más laburo. No sé si concuerdo con la idea de que lxs alumnxs sean anónimos….
    Pero me puse a pensar si no es justamente eso lo que se espera de ‘las blandas’, y en definitiva no es que yo esté más abierta a nuevas formas de evaluar sino que es lo que se espera que haga…Tendría que acercarme a mis colegas ‘durxs’ y ver qué pasa…

    • hola MVG! gracias por tu comentario. Duras y blandas, quéeee desgraaacia, por suerte ahora me siento apoyadix por Tedesco! La categorización es molesta y castrante pero al final siempre vuelvo a ella -como lo hace la mayoría – porque no nos queda otra y tememos que nustrxs interlocutores no nos entiendan si dejamos de lado esas categorizaciones.

      Yo realmente aborrezco las evauaciones de opción múltiple. Vos hablás de “compromiso” y ahí está una clave. En donde me desempeño, las cosas están mmuy pautadas y es difícil salirse de ls normas… aunque un poquito nos salimos, disimuladamente!

      Los cuestionarios de opción múltiple pueden tener utilidades limitadas y específicas (por ejemplo recordar las capitales de los países latinoamericanos) pero justamente acarrean toda una estrategia y una concepción sobre las formas de conocer que no podría desarrollar aqui.
      De hecho esta intervencion sobre evaluacion es parte de uan tarea de un curso, y tal vez fuera de contexto no resulte claro hacia donde apunto, ya que ademas del artículo del blog dialogo en foros y otros lugaretes…. bah… tal vez estás en el mismo curso!
      saludos
      y gracias de nuevo!
      s

comentarios son amores!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: